Archivo de categoría Pastelería para panaderías

PorSamuel

Hojaldre: difícil pero cada vez más accesible

La técnica francesa en panadería y pastelería por excelencia es el hojaldre. Para muchos, esta es la obra maestra de este mundo, pues existen miles de técnicas para hacer hojaldre y también hay un consenso generalizado en que lograr un buen hojaldre es difícil.

Esta es una masa con muchas virtudes pero que requiere tiempo y trabajo, pero su sabor es inigualable, debido a que consigue tener la grasa suficiente y el número de capas elevado para que en el horno, crezca y se vuelva aún mejor.

¿Cómo se compone el hojaldre?

En esencia, el hojaldre es siempre el mismo, lo que varía es cómo se hace. Primero se prepara la harina de trigo, puede que con algo de azúcar, además de huevos. Después se extiende y se le añade una barra de mantequilla congelada o fría en el medio. La masa se envuelve y posteriormente se comienza a aplastar hasta que la mantequilla quede integrada. Acto seguido, se va doblando la masa en partes y se repite el extendido.

Como la mantequilla se va derritiendo, entonces el hojaldre se guarda en la nevera por una o varias horas y luego se extrae, para repetir el proceso. Acá es cuando las técnicas varían, pues existen diferentes tipos de mantequilla y no todas son iguales. De hecho, para algunas recetas dulces, es posible hacer un hojaldre rápido omitiendo la parte de la refrigeración.

¿Qué se puede hacer con hojaldre?

Existen muchas recetas de pastelería que están basadas en el hojaldre. Los pasteles son los principales, y aquí puede entrar una gama amplia de productos como el pie de manzana, por ejemplo. Sin embargo, el producto por excelencia es el croissant francés, que ocupa los desayunos de millones de hogares en el mundo.

PorSamuel

Bollería: ¿qué recetas preparar?

Bollería viene de bollo, pero ¿qué es un bollo? La palabra bollo es muy común en España, pero no tanto en otros países. Generalmente, se trata de panes con sabor dulce que se pueden preparar con todo tipo de harinas de trigo y cuyas preparaciones son muy variadas.

Naturalmente, las panaderías son especialistas en hacer este tipo de panes, que para algunos son también considerados pastelería. Pero dentro de la bollería, existen expertos que logran masterizar todas sus técnicas hasta finalmente conseguir el punto exacto, dependiendo del tipo de masa y de su preparación. Entonces, ¿qué recetas preparar?

En brioche

El brioche es una de las técnicas de panadería y pastelería más conocidas en todo el mundo. Esta masa se trabaja con muchos huevos, leche, mantequilla y azúcar, por lo que es muy cargada y da trabajo manejarla. El pan brioche clásico es un pan dulce muy esponjoso, con una miga demasiado blanda. También, en España es muy común comer el roscón de reyes, que es una masa brioche rellena y decorada.

En rollos

Los enrollados son otro producto clave de la bollería. Su preparación es similar a la de un pan dulce, pero con muy poca mantequilla. En la preparación, se opta por extender la masa con un rodillo, rellenarla y luego enrollarla, para picarla en pedazos y extenderlas sobre una bandeja.

Entre los rollos más comunes están los de canela, a los que se les impregna de un líquido de canela y también canela rallada. En Venezuela también se come el golfeado, un enrollado que se impregna de papelón o azúcar moscabada y queso rallado.

En roscas

Estados Unidos popularizó las donuts en todo el mundo y eso no es más que una rosquilla. En general, las rosquillas se hacen con una masa sumamente blanda, con una cantidad alta de levadura química y también de mantequilla, aunque con una cantidad menor de harina.

A veces las rosquillas se fríen y otras veces van horneadas, pero existen presentaciones mucho más clásicas, como las de la berlinesa, que se suelen hacer más pequeñas.

Sea cual sea la preferencia, la bollería es un mundo interminable de recetas que atraviesan continentes. Aunque casi todas incluyen harina leudante, azúcar, huevos y mantequilla, las técnicas varían y siempre hay espacio para aprender.

PorSamuel

Trigo: base para todos los dulces pasteleros

Las panaderías son uno de los lugares donde las personas van constantemente, y no solo a buscar pan. Aunque en Europa es muy común que las panaderías se restrinjan a vender diferentes tipos de panes salados, esto ha cambiado bastante tras recibir influencia de otros países africanos, asiáticos y latinoamericanos. En Latinoamérica, precisamente, es bastante común encontrar panaderías con una sección dedicada a la pastelería, pues todo eso tiene la misma base: el trigo.

Aunque hay muchos prejuicios en lo que respecta a los panes dulces, eso no sucede en el mundo de los pasteles y los dulces pasteleros en general. Las harinas de trigo leudantes son las protagonistas de los dulces de pastelería y aunque existen centenares de tipos en función de sus proteínas, aditivos y gramos, estas tienen la misma esencia.

¿Por qué el trigo es tan importante para la pastelería?

Naturalmente, las panaderías hacen pan. El pan históricamente se ha hecho a base de trigo, aunque también ha recibido la incorporación de otros cereales. Sin embargo, con el procesamiento industrial de las harinas de trigo, se ha vuelto mucho más específica para los postres. Hoy por hoy, el trigo es la base principal de los dulces que se venden en panaderías, como tartas, magdalenas y toda la bollería en general.

¿Por qué el trigo varía tanto entre sí?

Existen personas que, en el mundo de la panadería, quieren hacer una distinción exacta entre lo que es pan y lo que no es. Sin embargo, este mundo es difuso y tiene su explicación en las harinas de trigo y el avance de su industrialización. No hay dudas respecto a que una masa líquida de una tarta no es un pan, pero ¿qué sucede con toda la bollería?

El mundo de la bollería es justamente una prueba de que el mundo de la panadería está directamente mezclado con el de la pastelería. Lo mismo sucede con las rosquillas, magdalenas e incluso con los churros y porras. Todos estos productos tienen procesos similares a los del pan, por lo que puede considerárseles pastelería. Pero, ¿es lo mismo en sentido contrario?

Entre todas esas recetas, es probable que se usen diferentes tipos de harina de trigo. Para los panes, se suele usar harina de fuerza con alta proteína, pero para recetas sencillas dulces, se opta por todo lo contrario.

Sin embargo, en una panadería es común comprar todas estas harinas en cantidades industriales, con proveedores que pueden proporcionar ya harinas enriquecidas y mezcladas para estos fines. Estas pequeñas variaciones en el trigo consiguen facilitar y optimizar todas las presentaciones, por lo que para las panaderías es factible ser pastelerías también, al ser una misma rama de negocios.

PorSamuel

¿Es la bollería recomendable cuando se tienen prótesis ergonómicas?

Cuando una mujer se realiza implantes de senos, debe tener en consideración una serie de factores, tanto previos a la operación como posteriores. Debe considerar su anatomía, altura y peso corporal, además de su estilo de vida y actividad física. Sin embargo, no debe dejar de lado una correcta nutrición. De esta dependerá que las prótesis ergonómicas luzcan en todo su esplendor.

Claro, las mujeres que se han sometido a mamoplastia pueden comer lo que gusten, igual que cualquier otra mujer. Lo importante es nutrirse adecuadamente, para no generar sobrepeso y estropear el delicado implante de protesis ergonomicas y el trabajo del cirujano.

La bollería, por lo general, implica muchas calorías vacías directas a la vena y a las zonas adiposas del organismo. Sin embargo, hay bollería que se hace con ingredientes más sanos, con otra clase de cereales y sin azúcar procesada.

Esta bollería puede ser sin gluten, especial para celíacos, o bollería que no contiene azúcar blanca, sino edulcorantes u otra clase de endulzantes. También hojaldre, que es más sano por la mantequilla. De esta forma, las mujeres con mamoplastia podrán disfrutar igualmente de estas delicias sin el peligro de engordar sobremanera. Esto no quiere decir que no haya que ponerle atención a lo que comen.

Es importante comer de manera ordenada para que el cuerpo no pierda su equilibrio natural. Una mezcla prudente de carbohidratos y proteínas puede ayudar a mantener el organismo en equilibrio y en su forma deseada.

Comer con moderación bollería sana ayudará a mantener la línea, lo que, a su vez, contribuirá a que las nuevas prótesis ergonómicas resalten por sobre cuerpo. La idea es esta, que los nuevos senos luzcan increíbles y naturales, por lo que cuidar la cintura aportará de manera significativa.

Por lo demás, escuchar las recomendaciones del cirujano plástico que ha hecho la mamoplastia siempre es prudente, así como visitar a un/a nutricionista que sea competente y que, a través de sus conocimientos, establezca una dieta para mantener el peso y la salud en equilibrio.